Garraf: Montau, La Mola y Palau Novella

El Montau (658 msnm) y el Puig de la Mola (535 msnm) son dos de las cimas más importantes del Garraf. En una excursión pasada, finalicé mi ruta en el pueblo de Begues, situado al pie del primer pico, dejándolo como pendiente para otra ocasión. Había, por tanto, que planear una nueva ruta, y este es el resumen de ella.

Llegamos a Begues en transporte público – tren hasta Gavá y el bus 902 que parte desde la misma estación – para iniciar allí nuestra travesía, que recorrió la sierra del Garraf pasando por varios de sus puntos emblemáticos, como el observatorio astronómico o el templo budista, y finalizó en Port Ginesta, desde donde se puede coger de nuevo el tren  – caminando hasta la estación de Castelldefels – o varios autobuses a Barcelona, en el mismo paseo marítimo.

Begues – Montau

Comenzamos en la plaza de la iglesia, en dirección oeste, por el Camí Ral, atravesando el pueblo hasta llegar a la urbanización Begues Park. Esta quizás es la parte menos clara de la ruta, puesto que no hay señales que indiquen el camino al Montau. No obstante, en Google Maps está marcada la pista forestal que sube hasta allí, así que la seguimos. Nos dará un poco la sensación de que nos vamos alejamos, pero saldrá un desvío a la izquierda que nos llevará directos a la cima. Justo al lado de una estación de comunicaciones, veremos la cruz que indica el vértice geodésico. Unos 300 metros de ascensión por pista ancha, con varias pendientes fuertes, en poco más de 7 kilómetros.

Montau – Enlace con el GR 92.3

De bajada, tampoco hay señales. Seguimos la pista, un poco a golpe de intuición, pasando por una gran cantera y descendiendo con gran desnivel, hasta cruzarnos con la carretera BV-2411. Según el mapa oficial del parque natural, justo en la otra parte de la carretera, pero un poco más atrasado respecto nuestro punto, estaría el enlace con la variante 3 del GR 92. Pero al cruzar, ya nos encontramos con lo que parece una señal de GR, así que en lugar de retroceder, avanzamos, perdiendo al rato cualquier indicio de la marca. Decidimos improvisar y seguir por el sendero, que lleva a una especie de campo abierto y luego a otro sendero frondoso. Tras atravesar todo esto, damos con una pista ancha, que dejamos para seguir investigando. Pero la cosa se complica y campo a través, decidimos regresar a la pista, que tras seguir un rato, por fin enlaza con el GR 92.3 en dirección al Puig de la Mola.

Conclusión, tras dar con la carretera, retroceder unos metros en dirección Begues, hasta encontrar el enlace real en este punto con el GR. En este experimento, recorrimos unos 4 km extra. 😉

Puig de la Mola

De camino al pico de la Mola por el GR 92.3 tuvimos grandes vistas de todo el parque. Vimos el camino recorrido y el Montau, los pueblos de Begues y Olesa, “la seta” ala la bola del Garraf. y en general mucha montaña. La pista pasa muy cerca del vértice, pero hay que desviarse algunos metros, hasta donde está marcado el punto culminante, debajo de una torreta con paneles solares. Desde aquí, de nuevo, gozamos de grandes vistas, y aprovechamos para realizar un descanso, tras superar los 17 kilómetros.

Palau Novella

Tras retomar el camino, seguimos por el GR 92.3, en una vertiginosa bajada por sendero, hasta enlazar con la pista correspondiente al GR 5, que tomamos para seguir descendiendo hasta dar con el observatorio astronómico y la escuela de naturaleza Can Grau. Aquí comenzamos una parte de carretera, con subidas y bajadas constantes. El itinerario seguido entonces fue el PR-C 37, que nos llevó hasta las cercanías del Palau Novella. Esta ruta no pasa exactamente por el palacio, sino por una vaguada en la que se cruza con el GR 92.4, camino que sí pasa por el templo budista. Con la decisión de alargar la marcha pero llevándonos la visita del templo, marchamos por allí, de subida por pista.

A pesar de ser Viernes Santo, el complejo se encuentra abierto, con mucha afluencia de gente. Aprovechamos para repostar con música zen de fondo, así como para realizar algunas fotos. para después continuar la marcha en busca de nuevo del GR 92.4, pero sin regresar sobre nuestros pasos.

Vallgrassa – Pla de Querol – Port Ginesta

Saliendo del Palau Novella por el GR 92.4 en dirección Sitges, nos desviamos para adentrarnos en la urbanización, con intención de atravesarla para salir a la carretera. Pero dimos con una calle cortada y en una segunda edición de campo traviesa, enlazamos con la carretera unos cuantos metros más arriba. Subida y bajada por asfalto, hasta dar con el cruce que va a Vallgrassa, nuestro punto de enlace con el GR 92.4. Tras un pequeño puente, dejamos la masía de Vallgrassa a un lado y ascendemos por una ladera con fuerte pendiente, en un sendero lleno de piedras y en ocasiones muy estrecho. Tras ganar altura, enlazamos de nuevo con la carretera, que en poco nos lleva al Pla de Querol, un mirador con parking donde se enlaza con el GR 92 “original”. De bajada, ya no nos separaremos de la carretera, en continuo descenso hasta Port Ginesta, el fin de la larga playa de Castelldefels. En esta parte también tendremos una fuerte pendiente de bajada, desde donde tendremos buenas vistas al mar.

Notas de la ruta

  • Es una ruta muy larga y con un desnivel positivo acumulado de unos 1200 metros. Por tanto, se trata de una travesía dura.
  • A pesar de que hay alguna parte de bosque, el sol aprieta y las sombras escasean.
  • ¡Hay fotos en flickr!

 

Powered by Wikiloc
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario en: “Garraf: Montau, La Mola y Palau Novella

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar