Circular a Montserrat desde Monistrol

El macizo de Montserrat da para muchas excursiones y, a pesar de estar masificado, merece la pena ir de vez en cuando. Hará un par de inviernos realicé una ruta que me gustó mucho, y por el puente de este diciembre la volví a realizar, esta vez en compañía, añadiendo algunas variaciones. Finalmente, nos salió un recorrido circular casi integral a Montserrat, pasando por puntos muy interesantes y también por dos de los más importantes, la cima de Sant Jeroni y el monasterio.

Monistrol de Montserrat y PR-C 19

La salida la hicimos desde el pueblo de Monistrol, aparcando el coche en un aparcamiento gratuito que se sitúa continuando por la carretera, tras dejar a un lado el puente que va a la estación de tren. Allí desayunamos en un pequeño bar y comenzamos el recorrido siguiendo la misma carretera, en dirección a la estación del tren cremallera. Tras dejarla a la izquierda, subiendo por una cuesta camino del cementerio, comenzamos a ver las señales amarillas propias del sendero de pequeño recorrido PR-C 19 – recorrido que amplia la vuelta a Montserrat respecto de esta propuesta.

Hay niebla baja, así que la primera parte del ascenso la realizamos entre un mar de nubes, que según vamos subiendo, se ve más y más espectacular. Seguimos algunos km por la pista del PR, hasta que nos desmarcamos de él llegando a la carretera que sube al monasterio.

Las ermitas

Por el arcén marchamos de subida, pasando por la Font dels Monjos, donde hay un merendero pero ninguna senda viable. Seguimos por la calzada, hasta dar con el Monasterio de Sant Benet de Montserrat y con el mismo PR anterior, que tomamos en dirección contraria. Una breve pero intensa subida nos vuelve a dejar en otra carretera, momento en el que abandonamos de nuevo el PR para ir a la Ermita de Santa Cecilia. Aquí, una vez más, nos encontramos con el PR, que retomamos de subida por sendero, coincidiendo también con los GR 4 y GR 172. El PR de desvía en un cruce, pero va a dar al mismo lado, así que nos mantenemos en el sendero.

Casi siempre con la antena próxima a Sant Jeroni visible, bordeamos la cara de la montaña hasta encontrar un punto en el que ponernos “en el otro lado”. Con vistas geniales, con un sendero muy bonito rodeado de vegetación, con varios miradores… llegamos a la Ermita de Sant Benet, que dejamos de lado siguiendo un camino muy bien marcado, hasta llegar a un cruce, muy cerca de las ruinas de la ermita de Santa Anna. Nuestro rumbo giró a la derecha, por unas escaleras, enfocándonos a Sant Jeroni.

Sant Jeroni

No hay pérdida. Entre bosque y rocas, a cada bifurcación existe un poste indicativo. Sin dejar de ascender, en paralelo por el Torrent de Santa María, por el llamado Camí Vell de Sant Jeroni, nos plantamos en la ermita del mismo nombre, y algo más tarde, tras una cantidad importante de escaleras, en la concurrida cima de Sant Jeroni, donde existe un mirador. En una aguja paralela, encontramos el vértice geodésico. Las vistas vuelven a ser espectaculares, tanto mirando al horizonte como observando el propio macizo.

De vuelta, bajaremos sobre nuestros pasos, hasta el desvío señalado como el Camí Nou de Sant Jeroni.

Monasterio de Montserrat

Siguiendo el sendero, durante un rato marcharemos en paralelo con el itinerario de ida, pero más arriba. En un mirador natural, enlace con un sendero de bajada a la zona de El Bruc / Collbató, descansamos un rato, para continuar la marcha como si fuésemos a Santa Magdalena – esa era la idea original. Sin embargo, se nos hizo tarde y decidimos acortar la ruta, no sin antes pasar por otro mirador más grande a la misma zona, con vistas también a Sant Jeroni. Seguimos por sendero, hasta un nuevo cruce que indica la ermita de Santa Anna, punto de encuentro con nuestro trayecto de subida.

Bajando por un sendero también muy bonito, llegamos a la citada ermita, para girar a la derecha, directos al Monasterio de Montserrat. Escaleras y más escaleras – escales dels pobres – mediante, llegamos allí, donde tuvimos un nuevo y merecido descanso.

La bajada al pueblo la realizamos el Camí de la Santa Cova, para enlazar con el GR 96, sin dar rodeos. En un punto, el sendero se bifurca, bien para continuar por el GR 96, o para bajar en paralelo por otra vía, la del GR 5, primero por senda y escaleras y luego por pista. En poco más de 4 km, llegamos al punto de partida, cruzando parte del casco histórico del pueblo.

Notas de la ruta

  • Ruta larga, con muchas pendientes. Más de 25 km y 1300 metros de desnivel positivo acumulado. (Los datos del track son erróneos).
  • Pistas, senderos, escaleras… ¡un poco de todo!
  • Mejor ir un día no festivo, hay mucha mucha gente a partir de las ermitas.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar