We run Paris, 2016

Tras superar la resaca del pasado fin de semana que pasé en París para correr la carrera organizada por Nike allí, la “We run Paris“, toca escribir un poco sobre ello. Turismo, conocer más a la gente con la que compartes entrenos, correr en otra ciudad, en el extranjero… sin duda un gran viaje para recordar. 😀

La previa

El dorsal – chip y la camiseta la recogimos el sábado por la tarde, en una plazita al lado del museo del Louvre. La bolsa del corredor sólo incluía unos pistachos tostados y una especie de batido de frutos rojos, pero la “feria” contaba con varios puestos: un par de photocalls, una zona para hacerse tatuajes temporales, stands para imprimirse un mensaje en la camiseta… En el centro del espacio, con letras grandes, el nombre / lema de la carrera, donde estaban escritos todos los nombres de los participantes. ¡Una chulada!

La carrera

El acceso a los cajones se hacía en dos sitios, según el número de dorsal, pasando antes por el guardaropa, una vez superado el control. Con más de 15000 participantes, los cajones más lentos comenzaban en un parte del río, para estar los más rápidos en el Pont du Carrousel, comenzando la prueba en ese lado del Sena. La primera tanda salió a las 9:30 y mi cajón 6 minutos más tardes. Al ir en oleadas, los últimos parece que comenzaron muy tarde, más de media hora después. Según la salida, oí que no se podía correr muy cómodo debido a tanta gente, pero en mi caso, salvo el primer kilómetro o el primer par, fui bastante holgado.

El recorrido de ida, hasta más allá de la torre Eiffel, lo hicimos por la ribera del río, corriendo por los muelles y pasando por debajo de puentes y puentes, teniendo una perspectiva diferente de la ciudad. Volvimos a la calle para cruzar el río por el Pont de Bir-Hakeim, un bonito puente por el que pasa un metro ligero, en railes elevados. En el Pont de Grenelle, con una mini estatua de la libertad de espaldas, dimos la vuelta y tuvimos el avituallamiento de los 5k metros. Después, todo recto siguiendo el río, pero por varios túneles que hicieron un itinerario de sube y baja. Tampoco especialmente pronunciado, pero sí se iba notando, sobre todo los dos últimos, cuya subida era más alargada.

Creo que es la primera vez que salgo con un ritmo muy conservador y luego voy abriendo el grifo. En principio iba a estar cercano a los 50 minutos, y llevé ese ritmo hasta el 5 y medio. Pero luego me vi con fuerzas y aceleré de forma notable, dejando el crono en 46:51. Muy lejos de mi MMP, pero teniendo en cuenta el cansancio acumulado, el alterne del viaje, etc… satisfecho. Y la experiencia, genial. 😀

Gracias

Gracias al equipo de Nike Barcelona, y a todos los compañeros que forman el equipo. ¡Grandes!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar