Sensaciones post maratón

Hará algún tiempo leí en una revista que no era conveniente preparar más de dos maratones al año, debido a los tiempos de preparación y recuperación. Como estimación para volver a estar a tope, daban entre 2 y 4 meses, habiendo pasado ya mi uno y medio. Y voy notando mejoría, pero creo que todavía me quedan algunas semanas para estar al 100%…

Proyecto Heart Maratón

Durante mi primera maratón, tuve la suerte de poder participar en el proyecto Heart de la Universidad Camilo José Cela, en el que se buscaba recabar datos sobre cómo afecta al cuerpo humano la carrera de largas distancias. Para ello, el estudio contó con varias fases

Pre – maratón

El día antes, en la feria del corredor, el equipo del proyecto me colocó un cardiómetro, dos sensores pegados al pecho con un dispositivo para registrar los datos. Tenía que llevarlo puesto las dos noches, para comparar los resultados de la víspera con la primera noche post maratón y ver así los cambios producidos en el sueño por el esfuerzo.

Justo antes de comenzar a correr, me pesaron. 60,5. Había conseguido mantenerme en los 60, perdiendo alrededor de un kilo respecto de semanas anteriores. Para mí, es un buen peso para correr, creo que con menos me faltaría musculatura y con más no estaría optimizado para tal ejercicio, así que en esa parte llegué con los deberes hechos.

Durante la maratón

Tenía que ir recordando qué líquidos / sólidos iba tomando en cada avituallamiento. En los 10k ya no suelo “repostar” al ir bien, pero en mi primera maratón fue una necesidad imperiosa. Cada 5 km, sobre todo a partir de la media, “chute” de algo. Haciendo recuento total, como litro y medio de agua, un plátano, dos vasitos de bebida isotónica y un par de geles. Según los resultados, mi deshidratación se mantuvo en la media, un poco por encima del valor para comenzar a perder peso.

El resto de valores, como la glucosa en sangre o los electrolitos, los mantuve también más o menos en la media, indicando un desgaste importante respecto de los valores normales en reposo.

Por otro lado, en los valores de creatina quinasa (CK), mioglobina y marcadores cardíacos sí sufrí mucho. A nivel muscular no suelo cansarme, de hecho en la última media maratón haciendo marca apenas noté cansancio en las piernas, pero en esta primera maratón llegué a meta molido. Los resultados, corroborando esa sensación, indican que tuve un elevado daño muscular, sacando como conclusión que he de dedicar más tiempo a tiradas largas y a trabajo en el gimnasio.

Post – maratón

Finalizada la prueba, fui pesado de nuevo. Casi 58. Me sacaron sangre y luego ya pude seguir hidratándome. El personal fue muy muy amable y estuvo muy pendiente de que no me diese una “pajára” durante el proceso. 😀 Tras ello, hice algunos ejercicios de estiramiento, pero apenas podía moverme. Pequeño paseo y más estiramientos. Y luego comida ligera.

El cardiómetro por la noche indicó un índice de recuperación del 60%, con una frecuencia cardíaca media de 61 pulsaciones por minuto. No sé cómo interpretar esto, pero entiendo que entra dentro de lo normal. 😀

En cuanto a los pies, destrozados. Las plantas con durezas y principios de ampollas, que luego sin embargo evolucionaron muy bien. No obstante, todavía tengo alguna secuela como un par de uñas negras y algo de quemazón en la pisada.

¿Cómo me veía antes?

Creía estar preparado. 2 años corriendo, unos 6 meses con el objetivo puesto en la maratón. Mejorando marcas y sintiéndome muy fuerte. En la distancia no veía problema, pues estoy acostumbrado a recorrer esa distancia. Pero no en carrera continua, y no tiene nada que ver, sobre todo por el ritmo. Ése era el reto en realidad, ser capaz de aguantar 42 kilómetros corriendo por debajo de los 5:30 por kilómetro. En la media ya estaba en los 5:00 soportándolo muy bien, pero todo maratoniano afirma que una maratón no es el doble de una media. Es otro mundo y ahora puedo dar fe. Pero antes, a pesar de estar del gran reto, me veía confiado. De hecho, hasta el kilómetro 30 lo veía más que factible, incluso para hacer una marca excelente respecto de mis pretensiones.

Conclusiones maratonianas

Una maratón – y más la de Madrid, con tanto desnivel – es muy dura. A pesar de haber logrado una marca aceptable, creo que no estaba lo suficientemente preparado para soportar el ritmo, que me confié. Me gustan muchos deportes y los practico de forma habitual, teniendo que renunciar a algunos durante la preparación de la maratón. Pero aún así seguía compatibilizando muchas cosas haciendo que, de vez en cuando, me saltara alguna tirada larga o trabajo específico para la prueba. Creo que preparar una maratón es un estado mental, un proceso que conlleva mucha dedicación. Creo también que dediqué mucho tiempo, pero no lo suficiente para estar en el nivel buscado. De 2 o 3 días a la semana dedicados íntegramente a ello deberían haber sido al menos 4. Sin duda me faltaron kilómetros corriendo, que sustituí por rodaje en bicicleta o andando a ritmo de marcha.

Habrá que mejorar toda la preparación, pues, de cara a mi segunda maratón, quizás en Barcelona 2017.

Fase de recuperación

Ahora toca una fase de recuperación. En realidad, a las dos semanas de correr la maratón ya estaba corriendo un 10k, y una semana más tarde, otra, enlazando también con una carrera de 7 km y algunos entrenos durillos. Otros entrenos sin embargo me los he saltado, al seguir con la sensación de estar “muerto“. En general, mi recuperación muscular es asombrosa, y a los pocos días no notaba ninguna molestia. Pero a nivel de cardio / estado físico en general, o sentir cansancio en general, es otro cantar.

En unas semanas, tengo en mente realizar una prueba de esfuerzo completa, para seguir “testeando” mi capacidad física. A ver qué cuenta… 😀 😉

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar