Liguilla de combates en Do Yang Sal

Una de las cosas que más distiguen a Do Yang Sal como centro es su capacidad de ofrecer actividades nuevas a los alumnos. Hace algunos meses abrieron horarios de una clase que mezcla sparring con entrenamiento físico, y el mes pasado comenzaron con una liguilla interna de combates. En aquella ocasión no pude participar, así que este sábado ha sido mi primera experiencia. Una vez al mes, la idea es enfrentarnos con otros compañeros, sin importar la disciplina o el grado. A priori puede parecer raro o desigual, pero en mi opinión es un acierto. No se trata de ganar sin más, sino de observar otras artes marciales, ver cómo se enfrentan en un combate, aprender de compañeros con más experiencia… y sobre todo aplicar – o no, también tirar de cosecha propia – lo entrenado en una situación de competición, con sus reglas, arbitraje, tensión…

3 minutos por combate en un asalto, dos combates. Modalidad “light”: golpes por encima de la cadera, en la cara sólo con los puños. Sin proyecciones, bloqueos, luxaciones o lucha en el suelo. Un ring delimitado en el tatami, 3 árbitros. Casco, protector bucal, guantes, peto, coquilla y espinilleras de material.

Por sorteo, me tocó con las dos únicas chicas presentes, practicantes de taekwondo. Este arte marcial pone mucho foco en las patadas, en la flexibilidad y en la agilidad y rapidez. La distancia manejada, además, suele ser media o larga. Por tanto, intentar mantener una distancia prudencial para evitar golpes o facilitar esquivas no iba a ser una buena estrategia, porque me comería un alto porcentaje de golpes.

Primer combate

Sonia, segundo dan. La supervivencia, el propio reto. Durante el primer minuto intenté pegarme a ella, teniendo mucha intensidad de puños. Casi como boxeo. A poco que me separaba, conseguía meterme la pierna. Era muy rápida. En alguna ocasión conseguí acertar yo algunas patadas, pero nítidas casi ninguna. Enlazar golpes de puños parecía funcionar, pero tampoco era la solución mágica. Primero, porque esa intensidad me estaba agotando mucho y todavía quedaba medio combate. Segundo, porque no sólo se valoran los golpes realizados, sino también la variedad de técnicas, la diversidad de objetivos… así que ponerse a apretar los mismos botones todo el rato, aparte de poco elegante, no sumaría puntos. En varias ocasiones y con las fuerzas ya muy justas, Sonia consiguió acertar diversos “combos” de golpes plenos, dando buena cuenta de mi cabeza y torso. Por algún segundo pensé en abandonar y que ganara por ko técnico, pero todas las veces pude zafarme de esas ristras de impactos y continuar el combate. También ella parecía cansada, así que nos dimos algunos segundos de tregua, manteniendo la distancia sin atacar. Últimos instantes y a por los últimos golpes. 9-15 a su favor. Para quitarse el sombrero 😉

Segundo combate

Ann estaba resfriada, pero aún así, era capaz de lanzar buenas patadas y aguantar el fuelle. En este combate intenté concentrarme más en hacer un mayor repertorio, tarea difícil en una situación de “estrés”. Puse más empeño en las patadas, pero los ganchos directos y circulares seguían siendo mi mejor baza. Hice otras técnicas de puño – incluso algunas que serían con el canto de la mano abierto, en realidad – pero con los guantes no era nada preciso y no controlaba bien. Descartadas, entonces. Curiosamente, el gancho con el puño más adelantado en mi guardia era el que conseguía llegar con más claridad. En un par de ocasiones conseguí meterlo de forma contundente. Pero por otro lado, también seguía recibiendo patadas y demasiados puños. Cuando lanzaba mis patadas, solía bajar mi guardia sin querer, abriendo una autopista para que ella colase un puñetazo. 12-13 a mi favor, tras sonar la campana.

Puntuación

La puntuación para el ranking se calcula en base a una tabla de puntos, dependiendo de si se gana o pierde y de la ventaja obtenida en la puntuación del combate. Así, ¡mis primeros 8 puntos! 😀

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar